contouring cara

Aprende a hacer un contouring cara perfecto en 5 sencillos pasos

¿Quieres resaltar tus facciones y definir los ángulos de tu rostro? Entonces el contouring cara es tu mejor aliado. Esta técnica de maquillaje te permite crear sombras y luces en tu cara para lograr una apariencia más esculpida. ¡Y lo mejor es que lo puedes hacer en pocos pasos!

Sigue leyendo y descubre todos los trucos, consejos y recomendaciones para realizar un contouring cara impecable. Al finalizar este artículo sabrás cómo hacerlo paso a paso, incluso si eres principiante. ¡Manos a la obra!

Origen e historia del contouring

El contouring surgió en Hollywood en la década de 1930 cuando las actrices querían resaltar sus facciones en la pantalla grande. Los maquilladores utilizaban tonos más claros y oscuros de maquillaje para esculpir el rostro y que luciera fabuloso ante las cámaras.

La técnica se fue perfeccionando con los años gracias a artistas como Max Factor, que creó productos específicos para el contouring en los estudios de cine. Verdaderas leyendas como Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor y Audrey Hepburn llevaban looks icónicos trabajados con esta técnica.

A partir de los años 90, empezó a popularizarse el contouring entre las celebrities, sobre todo con las hermanas Kardashian como grandes impulsoras. Y en la última década, se ha convertido en una técnica 100% mainstream y que todas podemos hacer en casa.

¿En qué consiste el contouring y para qué sirve?

El contouring consiste en utilizar productos de maquillaje en tonos más oscuros y claros para resaltar o minimizar ciertas facciones del rostro. Sirve para:

  • Definir pómulos y afinar la cara.
  • Estilizar la nariz.
  • Disimular una frente amplia.
  • Suavizar facciones muy marcadas.
  • Crear el efecto de labios más carnosos.

O sea, ¡es ideal para conseguir una cara más simétrica y esculturada!

¿Cómo elegir el color correcto para el contouring?

Uno de los errores más comunes es usar un contour demasiado oscuro o con subtonos rojizos o anaranjados que se vean antinaturales.

La clave está en seleccionar un tono solo uno o dos niveles más oscuro que tu base. Por ejemplo, si eres muy clara, un contour en tonos beige oscuro te quedará perfecto.

También puedes utilizar una base de maquillaje líquida en dos tonos, uno más claro y otro más oscuro, y mezclarlos para conseguir tu color ideal de contouring.

¡Evita colores demasiado contrastados o con subtonos grises! Se verá a leguas que llevas mucho maquillaje. Lo natural es lo mejor.

Mitos sobre el contouring

A lo largo de los años, han surgido algunos mitos en torno a esta técnica:

Mito: El contouring es solo para caras delgadas

Realidad: ¡Falso! El contouring bien hecho favorece a todo tipo de rostros, incluso redondos o con facciones más gruesas. Lo adaptas a tu forma de cara.

Mito: Quedará raro si no sabes maquillarte bien

Realidad: Al principio cuesta, pero te acostumbrarás rápido. Ve despacio, con productos cremosos y difuminando bien. ¡La práctica hace al maestro!

Mito: Exagerar con el contouring te adelgazará más la cara

Realidad: No es cierto. Lo mejor es aplicarlo de manera sutil y estratégica para definir, no en exceso o se verá artificial.

¿Cómo hacer un contouring en el rostro según su forma?

A la hora de hacer el contouring es clave adaptarlo al tipo de cara:

Contouring cara redonda

  • Aplica el contour en los laterales de la frente, sienes, pómulos y mandíbula para estilizar.
  • Ilumina el centro de la frente, punta de la nariz y mentón.

Esto dará la ilusión de rasgos más definidos y menos redondez.

Contouring cara cuadrada

  • Pon contour en sienes, bajo pómulos y área de las patillas para suavizar ángulos.
  • Ilumina frente, centro de pómulos y barbilla.

Con este contouring se suavizan los ángulos marcados propios de la cara cuadrada.

Contouring cara ovalada

  • Contornea sienes, bordes de la mandíbula y cuello para afinar el óvalo.
  • Ilumina pómulos, mentón y punta de la nariz.

El contouring para óvalos alarga sutilmente el rostro.

Trucos de maquilladores profesionales para un contouring impecable

¡Toma nota de estos tips de expertos para conseguir un acabado profesional!

  • Usa un contour cremoso. Se difumina y fija mejor a la piel. Queda más natural.
  • Calienta el producto antes. Con la yema de los dedos, calienta el contour cremoso. Así se adhiere mejor a la piel.
  • Crea profundidad. Aplica primero una sombra de ojos en tonos tierra claro. Luego, el contour encima para mayor profundidad.
  • Sella el maquillaje. Después del contouring, aplica un velo de polvo traslúcido con brocha. Así fijarás el makeup por más tiempo.

¡Incorpora estos consejos y lograrás un contour profesional sin tanto esfuerzo!

Consejos para acertar en la técnica

  • Comienza practicando el contouring de día para ver mejor los efectos.
  • Elige cremas, polvos sueltos o paletas según tu tipo de piel.
  • No contornées sobre piel seca o con imperfecciones. Hidrata e ilumina antes.
  • Limpia el contour con micelar al final del día para que no tape tus poros.

Beneficios del contouring en el rostro

  • Realza tus facciones naturales y crea armonía en tu cara.
  • Disimula imperfecciones como nariz grandes o frente amplia.
  • Aporta profundidad y angularidad cuando se hace correctamente.
  • Te permite esculpir tu rostro sin cirugías.
  • Puedes adaptarlo para verte más natural o dramático.

También puedes utilizar esta técnica para:

  • Lograr pómulos más elevados.
  • Hacer tu nariz respingada.
  • Dar la ilusión de una mandíbula más fina.
  • Resaltar puntos claves de tu rostro.

Es decir, ¡un sinfín de posibilidades para lucir fabulosa!

Riesgos y desventajas del contouring

A pesar de sus beneficios, el contouring conlleva ciertos riesgos si no se hace bien:

  • Puede acentuar líneas de expresión si se aplica en zonas incorrectas.
  • Resultar artificial si se utilizan colores demasiado oscuros.
  • Si no se difumina bien, quedan manchas antiestéticas.
  • Requiere dedicación para aprender la técnica a la perfección.
  • Algunos productos pueden obstruir el poro si se aplican en exceso.

El contouring mal aplicado puede envejecer o incluso deformar facciones en lugar de realzarlas.

Por eso, lo mejor es ir paso a paso, con productos de calidad y siguiendo las técnicas correctas. Verás cómo poco a poco dominas el arte de esculpir tu rostro.

¿Quieres probarlo? Sigue estos 5 pasos para un contouring cara perfecto:

1. Prepara la piel

Lava, tonifica e hidrata tu cara. Si tienes poros dilatados o textura irregular, aplica primer. Esto creará una superficie lisa para difuminar mejor los productos.

2. Aplica base

Usa una base líquida o en crema, de acabado natural. Extiéndela bien con una brocha o esponja de maquillaje. Elige un tono lo más parecido a tu color de piel.

3. Contornea

Con una brocha angular, aplica el contouring en polvo en zonas como sienes, bajo pómulos y bordes del rostro. Traza una línea de sombra para crear profundidad.

4. Ilumina

Con una brocha suave, coloca el iluminador en puntos centrales y sobresalientes: pómulos, frente, mentón, nariz y arco cupido. Esto atraerá más luz.

5. Difumina

Con movimientos circulares, difumina muy bien el contour y el iluminador. Asegúrate de que no queden líneas marcadas. ¡Y listo, tu cara estará esculpida a la perfección!

Productos básicos para el contouring

Para hacer un buen contouring solo necesitas 3 productos:

  • Base: debes tener una que iguale tu tono de piel. Sirve como lienzo.
  • Contour: en crema, paleta o polvo. Recuerda que debe ser solo un tono más oscuro.
  • Iluminador: preferiblemente en tonos champagne o dorados para atraer luz al rostro.

Con solo estos 3 productos y las brochas adecuadas podrás esculpir y definir tus facciones.

Eso sí, asegúrate de elegir formulaciones de calidad, fáciles de difuminar y perfectas para tu tipo de piel.

Errores a evitar

Por último, toma nota de estos errores comunes para evitar un contouring desastroso:

  • Usar un contour demasiado oscuro y con subtonos rojizos.
  • Aplicar el producto en zonas muy amplias, en lugar de líneas estratégicas.
  • No difuminar bien y dejar manchas marcadas.
  • Olvidar iluminar el rostro, dejándolo plano y sin vida.
  • Contouring muy cargado para un maquillaje de día.
  • Excederse con la cantidad de producto. Siempre mejor poco a poco.

Y recuerda: ¡practica y ten paciencia! El contouring requiere técnica, pero verás cómo poco a poco dominas el arte de esculpir y definir tu rostro. ¡Manos a la obra!

Visita nuestra tienda

¡Descubre todos los productos mencionados en este artículo y mucho más en nuestra tienda online!

Carrito de compra
Para que puedas disfrutar de este sitio web al máximo, necesitamos usar cookies. ¡Gracias por permitir endulzar tu navegación!    Más información
Privacidad